El cólico del lactante ¿cómo remediarlo?

El cólico del lactante ¿cómo remediarlo?

Es muy probable que tu bebé sufra el llamado cólico del lactante, un trastorno frecuente entre los recién nacidos que por suerte para los padres, es temporal.

 

Buenas noticias: los cólicos son pasajeros

Si bien los padres primerizos pueden asustarse un poco, el cólico del lactante suele desaparecer a partir de los 3 o 4 meses de vida. El malestar de los bebés puede durar varias horas y muchos padres se alarman.

Los primeros cólicos se producen a partir de los 10 o 15 primeros días de vida del bebé. Aunque la Pediatría aún no se ha puesto de acuerdo en el origen de los cólicos en los bebés, lo cierto es que son habituales y no son graves. Algunos estudios apuntan al desarrollo de su sistema digestivo, el estrés o falta de sueño como posibles causas añadidas.

 

¿Cómo diagnosticar el cólico del lactante?

Existe la llamada “Regla de los 3 Wessel”:

1- Los primeros cólicos aparecen a partir de los 10 o 15 primeros días de vida.

2- Los cólicos suelen durar 3 o más horas.

3- Se producen 3 o más veces en la semana. A partir de los 3 o 4 meses de vida, los cólicos desaparecen.

 

Consejos para padres: cómo identificar los cólicos

No es grave y no está considerada una enfermedad por lo que los padres pueden estar tranquilos porque terminan por desaparecer. 

• El llanto de un bebé puede poner muy nervioso. Por eso los papás y mamás deben saber identificar, o mejor dicho, descartar los motivos del llanto. ¿Tiene hambre? ¿Tiene frío? ¿tiene sueño? Si no hay un motivo claro que indique el motivo de su llanto y el resto del día está tranquilo y feliz, entonces, es muy probable que el cólico del lactante haya aparecido.

• Si los ruidos intestinales o movimientos en su estómago son más acusados.

• Por alguna razón, suelen darse más comúnmente por la tarde, a partir de las 18h.

• Las infusiones pueden ayudar a la expulsión de los gases y a su alivio.

 

Algunos remedios para el cólico del lactante

• Aliviar los gases: cógele en brazos y sobre tu hombro intenta que expulse gases con golpecitos muy suaves en su espalda.

• Masaje: un masajito suave sobre su tripita puede aliviarle las molestias o realiza círculos concéntricos en su estómago con la palma de tu mano.

• Baño: un baño calentito y relajante puede distraerle del cólico.

• Paseos: desde el runrún del coche que acaba por calmarles y quedándose dormidos hasta un cambio de habitación. Los movimientos repetitivos como mecerle también le ayudarán a calmarse.

• Cambio de posición: prueba a cambiarle de posición hasta que tu bebé se encuentre más aliviado. Erguido, boca abajo sobre tu antebrazo, apoyado en tu pecho… los latidos de tu corazón y tu voz le calmarán.  Mover sus piernas hacia el abdomen puede ayudar a que los gases se muevan y los expulse.

• Paciencia: estos cólicos son temporales y pasan. Los bebés notan el nerviosismo de los padres, evita contagiárselo y tómatelo como parte de su desarrollo.

Si tienes más consejos sobre cómo aliviar los cólicos en los lactantes, no dudes en compartirlo en nuestras redes sociales ¡Ayudarás a muchos padres!

 

 

 

FUENTES:

https://elpais.com/elpais/2017/09/13/mamas_papas/1505301708_086397.html

https://www.bebesymas.com/recien-nacido/el-colico-del-lactante-como-ayudarle-a-dejar-de-llorar

https://www.serpadres.es/bebe/0-3-meses/articulo/la-regla-de-tres-de-los-colicos-del-lactante-201439540400

http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1139-76322013000300009

 

COMPARTIR

Otros artículos que pueden interesarte...

.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación.

Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Pulse el botón ACEPTAR, para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada. Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.