etapa

ETAPA: 6 a 12 meses

El pequeño se convierte en explorador

Tu bebé, que apenas interactuaba, se ha convertido en un curioso explorador, con una inquietud de descubrir el mundo que le rodea. Esta sección te guiará a través de sencillos consejos sobre cómo comenzar una dieta más interesante con alimentos sólidos, cómo comprender sus necesidades a medida que se desarrolla y lo más importante, crecer.

Consejos sobre Alimentación

¡Tu bebé ya está listo!¿Cómo comenzar a introducir alimentos más consistentes?

Ya se sienta sin ayuda, mastica todo lo que se lleva a la boca, signo de dentición, y tiene más interés en la comida, incluso comienza a beber solo de una taza. Ya está listo para introducir alimentos más sólidos.

El establecimiento de buenas prácticas ayudará a tu bebé a aprender a comer de una forma saludable. Casi todos los bebés son exigentes con la comida, en algún momento. Aprenden a diferenciar lo que les gusta y lo que no, aprendiendo algo de independencia.

POCO A POCO

Ofrécele pequeñas porciones de alimentos que ya conozca e introduce alguno nuevo, adaptado a su edad.

TEN PACIENCIA

Si algún alimento no le gusta, ofrécele de nuevo una pequeña cantidad de ese alimento en una comida diferente. Puedes ayudarle a aceptar nuevos alimentos. A veces es necesario ofrecerles la nueva comida hasta 15 veces, no desesperes.

‘NEGOCIA’

Si no quiere comer algo, no le fuerces. Pero no trates de ofrecerle alternativas a ese alimento en ese momento, ya que le estás enseñando que hay otras opciones ‘mejores’.

BUENOS HÁBITOS

Aunque aún sea pequeño, tu bebé es capaz de reconocer los buenos hábitos e ignorar los malos. Por eso, aprenderán que con los buenos hábitos consiguen una reacción positiva. Pero es muy importante que no utilices la comida como recompensa, sino creerá que algunos alimentos son mejor que otros.

MAMÁ, ¡YA ESTOY LLENO!

No tengas miedo a dejarle decidir cuándo es suficiente. No es necesario obligarle a que acabe toda la comida del plato, si ya ha sido suficiente para él. Si le dejas, regulará su propio apetito.

BOCADITOS PEQUEÑOS

Puede comer pequeñas cantidades de comida a ciertas horas establecidas, sino no va a tener hambre a la hora de la comida. Ofrécele leche después de una comida, no le quitará el hambre para la siguiente comida.

ANÍMALE A EXPERIMENTAR

Tu bebé necesita explorar los alimentos, está bien dejarle jugar con su comida cuando es pequeño, que la coja, toque, se la lleve a la boca, y se alimenten ellos mismos.

Vitaminas y minerales esenciales para el correcto desarrollo de tu bebé

A pesar de que sólo necesita cantidades muy pequeñas de vitaminas en su dieta, éstas son vitales para su crecimiento, desarrollo, aporte energético y protección de células y tejidos.

Una forma práctica y divertida de ayudarle a tener una dieta sana y equilibrada, es ofrecerle una dieta basada en los colores del arco iris: amarillo para alimentos ricos en almidón, marrón para carnes y/o legumbres (judías y lentejas) y rojos, verdes, morados y naranjas para verduras y frutas.

Si tu bebé recibe exclusivamente la leche materna, es recomendable un suplemento de vitamina D diaria de 10 microgramos. Pero es muy importante que antes de hacerlo, consultes con tu médico.

VITAMINA A

Ayuda a que sus huesos y dientes crezcan fuertes, mejora su visión y mantiene su piel sana.

VITAMINA B1 (TIAMINA)

Libera energía a partir de carbohidratos y ayuda a un crecimiento normal.

VITAMINAS B2 (RIBOFLAVINA) B3 (NIACINA) Y B6

Le aportan energía y, desarrollan su metabolismo y la formación de tejidos.

VITAMINA C

Es un antioxidante que, no sólo le protege de los radicales libres, sino que también ayuda al desarrollo de sus dientes, huesos, cartílagos y encías.

VITAMINA D

Mejora la absorción de calcio y fósforo y ayuda a mantener fuertes sus huesos y dientes.

VITAMINA E

Es un antioxidante que protege la grasa de los tejidos del cuerpo, contra la oxidación.

ANTIOXIDANTES

Los radicales libres son sustancias que se liberan de las reacciones químicas de nuestro cuerpo, y causan daños en las células, las proteínas y el ADN. Por ello, los antioxidantes, como las vitaminas (vitamina A, C y E) luchan contra ellos.

MINERALES

Los minerales se pueden dividir en dos tipos, los que necesita el cuerpo en pequeñas cantidades, como el hierro, el zinc y el selenio, y los que necesita en mayores cantidades, como el calcio, fósforo y sodio.

CALCIO Y FÓSFORO

Ayudan a desarrollar y mantener los huesos y dientes sanos.

HIERRO

Construye los glóbulos rojos de la sangre.

ZINC

Aporta energía al metabolismo y mejora la formación de tejido.

SELENIO

Protege contra el estrés oxidativo.

MAGNESIO

Es un suministro de energía para el metabolismo y la formación de los tejidos.

¿Qué alimentos debe tomar tu bebé para tener una dieta completa y cuáles debe evitar?

En esta etapa debes dar a tu bebé entre 4 – 5 tomas diarias de leche, u otra cantidad que le recomiende su pediatra.

Pero lo ideal, es ofrecerle alimentos sólidos antes de la leche, para ayudar al destete. Debes evitar la adición de sal o azúcar a cualquier alimento, y si alguien en la familia tiene algún tipo de alergia, es importante consultarlo con el pediatra. Algunos alimentos que puedes comenzar a ofrecerle son:

· Carne, pescado, huevos, legumbres (lentejas o judías).

· Puré, verduras bien cocidas, guisantes partidos o garbanzos en puré y mezclados con verduras.

· Puré de tofu o legumbres bien cocidas.

· Trigo y otros cereales, frutos secos bien triturados o en mantequilla.

· Puré de fruta madura o cocida, como el plátano, o manzana y pera peladas.

· Yogurt natural y queso fresco.

· Comida fácil de coger con las manos, como palitos de zanahoria cocida o rodajitas de melón.

En cambio, en esta etapa debes evitar alimentos como:

· Leche de vaca: puede utilizarse como ingrediente en la preparación de alimentos para tu bebé en esta etapa, pero no es adecuado utilizarla como una bebida, por lo menos hasta los 12 meses.

· Azúcar: trata de evitar los alimentos y bebidas azucaradas para evitar posibles caries. Cepilla regularmente sus dientes para prevenirlas.

· Sal: los bebés no necesitan añadir sal a ningún alimento, no es bueno para sus riñones. Tampoco añadas sal cuando cocines sus alimentos.

· Grasas saturadas: evita los alimentos altos en este tipo de grasas.

· Marisco crudo: aumenta el riesgo de intoxicación alimentaria, por lo que debes evitarlo.

· Pez espada, pez aguja y tiburón: pueden contener altas cantidades de mercurio, lo cual puede afectar a su sistema nervioso.

¡Cuidado con las alergias alimentarias!

Al ser más variada, la dieta de tu bebé puede correr riesgo de alergias. Nunca se es demasiado cuidadoso.

BUSCA SÍNTOMAS

Los síntomas se producen cuando el sistema inmunológico intenta hacer frente a esa comida. Puede provocar diarrea, dificultad al respirar, hinchazón o erupciones cutáneas. Estos síntomas se pueden desarrollar inmediatamente o varias horas después de comer. En casos muy raros y graves, la alergia puede conducir a la anafilaxia, que puede causar la inflamación de la garganta y la boca, muy peligrosa.

¿ESTÁ EN RIESGO TU BEBÉ?

La mayoría de bebés y niños pueden comer una dieta variada sin problema. Pero es más probable que tu bebé tenga alergia si cualquiera de los padres o hermanos tiene algún tipo de alergia alimentaria, sufren de eccema, asma o fiebre del heno.

PROBABLES ALERGIAS

Hay ciertos alimentos que son más susceptibles de causar alergias, como la leche, los huevos, el trigo, los frutos secos, las semillas de sésamo, la soja, los altramuces, el apio, la mostaza, el azufre, el pescado, crustáceos y moluscos. Debes evitar estos alimentos antes de los 6 meses e introducir, a partir de los 6 meses, cada uno por separado, para controlar posibles reacciones.

EVITA LA ALERGIA AL CACAHUETE

Si algún familiar directo del bebé tiene eccema, asma, fiebre del heno o cualquier otra alergia a alimentos, es buena idea que evites tomar cacahuetes si estás amamantando a tu bebé. Es aconsejable esperar, como mínimo, al tercer mes de edad, para ofrecer a tu bebé cualquier alimento que contenga o pueda contener cacahuetes. Asegúrate de verificar los ingredientes de los productos, por si pudiera contenerlos.

CONSULTA SIEMPRE LA ETIQUETA

Antes de ofrecer cualquier producto a tu bebé, verifica los ingredientes. Los alérgenos suelen estar claramente identificados.


.

Utilizamos cookies para mejorar el uso de nuestra página web y mejorar tu experiencia de navegación. Más información.