etapa

ETAPA: Embarazo

Bienvenida a uno de los momentos más emocionantes

Vas a ser mamá y llevas dentro de ti a lo que más vas a querer. Aunque aún no le has visto, ya es parte de tu vida y tenéis que preparar su bienvenida. Pero no olvides que lo más importante es cuidar de ti misma, comer bien, hacer ejercicio y descansar para que tu bebé se desarrolle sano.

Consejos sobre Alimentación

¿Estás pensando ser mamá? Preparar tu cuerpo es lo más importante

Ser madre es un sueño que muchas mujeres deciden hacer realidad. Pero para ello, es muy importante tener en cuenta todo lo que conlleva, desde el momento en que se despierta ‘la llamada’ en tu interior, hasta que nace tu bebé.

Lo más importante ahora mismo es cuidar de ti misma, porque de ti depende en gran medida que todo se desarrolle como esperas. Es importante que te organices desde este preciso momento para emprender uno de los viajes más apasionantes de tu vida.

REFLEXIONA SERENAMENTE

Imagina cómo organizarías tu día a día con un nuevo miembro en casa. Es, probablemente, la decisión más importante y bonita de tu vida. No sólo te afecta a ti, el consejo de familiares y amigos te ayudará a tener tus pensamientos más ordenados.

 CONCRETA UNA CONSULTA PRECONCEPCIONAL

Ya has madurado tu decisión, es el momento de despejar todas tus dudas. En ocasiones, se obvia la importancia que tiene visitar a un médico antes de concebir, pero es fundamental valorar el consejo de un profesional.  El objetivo principal de la consulta preconcepcional es evaluar los posibles riesgos y educar en hábitos saludables, previos al embarazo.

TOMA ÁCIDO FÓLICO

Constituye un suplemento alimenticio ideal para ti y tu futuro bebé. También conocido como vitamina B9 o folato, ayuda a prevenir defectos del tubo neural e influye en el desarrollo de las células y los tejidos. Debes consultar previamente con tu médico la cantidad que debes tomar de este suplemento.

EL PODER DEL EJERCICIO

Estar en forma, antes y durante el embarazo, no sólo es saludable y evita riesgos, sino que te aportaautoestima. Además, facilita el parto al fortalecer tus músculos y la recuperación posterior. Todo son ventajas.

MANTÉN UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE

En este momento, tu cuerpo debe tener los nutrientes ideales para el desarrollo del embarazo. Una dieta rica en fibra y baja en grasas es la clave para un desarrollo ideal del esperado embarazo, y por supuesto, libre de hábitos nocivos para tu salud, como el tabaco y el alcohol.

¿Qué alimentos y nutrientes debes tomar para tener una dieta completa y cuáles debes evitar?

Seguro que ya conoces la importancia de tener una alimentación saludable durante el embarazo, pero es importante que no lo olvides.Recuerda que ahora comes por dos y necesitas calorías adicionales diarias, aunque tranquila, no es necesario comer el doble de alimentos. Tu cuerpo necesita reservas de energía durante todo el embarazo y, sobre todo, para el tercer trimestre, cuando el peso del bebé se triplica.

El correcto desarrollo de tu bebé requiere unos nutrientes esenciales que deben estar en tu dieta:

PROTEÍNAS

Los aminoácidos, que componen las proteínas, son los encargados de producir todas las células del cuerpo. La carne magra, el pollo, el pescado, los huevos bien cocidos, las legumbres y los frutos secos son fuente de proteínas.

ÁCIDO FÓLICO

Constituye un suplemento alimenticio ideal para ti y tu bebé. También conocido como vitamina B9 o folato, ayuda a prevenir defectos de nacimiento del tubo neural e influye en el desarrollo de las células y los tejidos. Debes consultar con tu médico la cantidad que debes tomar de este suplemento. También puedes encontrarlo en alimentos como verduras verdes, pan integral, cereales y arroz integral, aunque no en cantidades suficientes para los requerimientos de tu embarazo.

YODO

Desde que sabes que estás embarazada, este mineral debe estar presente en tu dieta, hasta el final de tu embarazo. No sólo influye en el correcto desarrollo de tu bebé, también aumenta la energía que te aportan el resto de alimentos. Puedes encontrarlo en el pescado, la sal, las frutas y las verduras.

CALCIO

Este nutriente ayuda al desarrollo de los huesos, el corazón, los músculos de tu bebé, y también de los tuyos. Los alimentos en los que puedes encontrar calcio son la leche y los productos lácteos como el yogur y el queso. Pero asegúrate de elegir quesos pasteurizados.

VITAMINA D

Ayuda a tu cuerpo a absorber el calcio de los alimentos. La principal fuente de vitamina D es el sol, pero es vital tomarlo de forma segura e inteligente, con alta protección, y evitando siempre las quemaduras. En épocas donde apenas sale el sol, también es importante seguir esta recomendación y exponer nuestros brazos, manos o cara a la luz solar durante 15 minutos diarios, como máximo.

HIERRO

Es fundamental para el crecimiento y desarrollo de tu bebé. Se encuentra en las células de la sangre, que transportan oxígeno y nutrientes al bebé. Cuando estás embarazada necesitas 30 mg diarios de hierro, más del 30% de la dosis habitual indicada. Puedes encontrarlo en pescados, legumbres, cereales, frutas y verduras, carnes, lácteos y frutos secos.

Pero debes tener en cuenta que hay ciertos alimentos que debes evitar bajo todo concepto:

CIERTOS TIPOS DE QUESO

Los quesos blandos pasteurizados como el queso brie, el queso camembert, el queso azul, el queso ricotta y la mozzarella están en la lista de alimentos que debes evitar en el embarazo. Pueden contener listeria, una bacteria que podría causar problemas al feto.

CREMAS DULCES

No debes tomar alimentos preparados, bollería industrial, natillas y todos los dulces que contengan cremas.

HUMMUS

Ni envasado ni casero. Tendrás que hacer un esfuerzo, durante 9 meses, para no tomar salsas refrigeradas preenvasadas. Podrían contener bacterias.

PATÉ

También puede contener la bacteria listeria. El paté vegetal tampoco es seguro, por lo que debes eliminarlo de tu dieta.

HUEVOS CRUDOS Y POCO COCIDOS

La salmonela es una de las principales causas de intoxicación alimentaria, y puede estar en huevos crudos o que no se han cocido lo suficiente. Para evitar riesgos, debes evitar cualquier alimento que contenga huevo crudo, como la mayonesa casera. Pero no es necesario eliminar los huevos de tu dieta, ya que son una buena fuente de proteínas. Sólo debes asegurar de que la yema y la clara del huevo están bien cocidos, antes de comerlos.

CARNES CURADAS, CRUDAS Y POCO COCINADAS

Cuidado con los filetes que están poco hechos. El jamón, salami, y otros embutidos curados, aumentan el riesgo de intoxicación alimentaria y las enfermedades parasitarias, lo cual podría afectar al desarrollo del bebé. El pollo también puede contener salmonela y otras bacterias, por lo que debe estar bien cocinado.

HÍGADO

Contiene grandes cantidades de vitamina A, y en exceso puede afectar al bebé. Es importante que elijas bien los suplementos vitamínicos o minerales y consultes con tu médico antes de tomártelos.

ALGUNOS TIPOS DE PESCADO

Además de una fuente de vitaminas, minerales y proteínas, el pescado tiene muchos ácidos grasos omega 3. La mayoría de variedades de pescado son seguras, pero algunos pueden contener altos niveles de mercurio. Un alimento a evitar es el salmón ahumado ya que su proceso de cocción podría propiciar la aparición de bacterias en el alimento. El sushi debes evitarlo por completo. Consulta con tu médico los que puedes y no introducir en tu dieta.

MARISCO

Puede contener bacterias dañinas que afecten al desarrollo del embarazo, debido a una intoxicación alimentaria. Por lo que este alimento debe estar fuera de tu dieta durante el embarazo.

COMIDAS PREPARADAS FRÍAS

Los alimentos que guardas en la nevera previamente preparados, debes cocinarlos posteriormente a altas temperaturas para matar cualquier tipo de bacteria que pudiese tener. El plato debe estar bien caliente.

ALCOHOL

Los límites de ingesta de alcohol seguros se desconocen, por lo que más vale prevenir. El consumo de alcohol debe ser nulo en esta etapa.

CAFEÍNA

El exceso de esta sustancia puede provocar un bajo peso en tu bebé al nacer. Lo mejor es evitar bebidas con cafeína o elegirlas descafeinadas.

Vitaminas y minerales esenciales para el correcto desarrollo de tu bebé

Seguro que ya conoces la importancia de tener una alimentación saludable durante el embarazo, pero es importante que no lo olvides. Recuerda que ahora comes por dos y necesitas calorías adicionales diarias, aunque, tranquila, no es necesario comer el doble de alimentos. Tu cuerpo necesita reservas de energía durante todo el embarazo, y sobre todo, para el tercer trimestre, cuando el peso del bebé se triplica.

El correcto desarrollo de tu bebé requiere unos nutrientes esenciales que deben estar en tu dieta:

PROTEÍNAS

Los aminoácidos, que componen las proteínas, son los encargados de producir todas las células del cuerpo. La carne magra, el pollo, el pescado, los huevos bien cocidos, las legumbres y los frutos secos son fuente de proteínas.

ÁCIDO FÓLICO

Constituye un suplemento alimenticio ideal para ti y tu bebé. También conocido como vitamina B9 o folato, ayuda a prevenir defectos de nacimiento del tubo neural e influye en el desarrollo de las células y los tejidos. Debes consultar con tu médico la cantidad que debes tomar de este suplemento. También puedes encontrarlo en alimentos como verduras verdes, pan integral, cereales y arroz integral, aunque no en cantidades suficientes para los requerimientos de tu embarazo.

YODO

Desde que sabes que estás embarazada, este mineral debe estar presente en tu dieta, hasta el final de tu embarazo. No sólo influye en el correcto desarrollo de tu bebé, también aumenta la energía que te aportan el resto de alimentos. Puedes encontrarlo en el pescado, la sal, las frutas y las verduras.

CALCIO

Este nutriente ayuda al desarrollo de los huesos, el corazón, los músculos de tu bebé, y también de los tuyos. Los alimentos en los que puedes encontrar calcio son la leche y los productos lácteos como el yogur y el queso. Pero asegúrate de elegir quesos pasteurizados.

VITAMINA D

Ayuda a tu cuerpo a absorber el calcio de los alimentos. La principal fuente de vitamina D es el sol, pero es vital tomarlo de forma segura e inteligente, con alta protección, y evitando siempre las quemaduras. En épocas donde apenas sale el sol, también es importante seguir esta recomendación y exponer nuestros brazos, manos o cara a la luz solar durante 15 minutos diarios, como máximo.

HIERRO

Es fundamental para el crecimiento y desarrollo de tu bebé. Se encuentra en las células de la sangre, que transportan oxígeno y nutrientes al bebé. Cuando estás embarazada necesitas 30 mg diarios de hierro, más del 30% de la dosis habitual indicada. Puedes encontrarlo en pescados, legumbres, cereales, frutas y verduras, carnes, lácteos y frutos secos.

Los ‘irresistibles’ antojos

Estás experimentando cambios hormonales que te afectan, en mayor o menor medida. Náuseas, antojos de alimentos, un elevado sentido del olfato y diferentes gustos.

Todo esto provoca que algunos de tus platos favoritos se conviertan en los que más detestas. Satisfacer los antojos, siempre que sean saludables, puede hacer tu embarazo más feliz, siempre y cuando no abuses de ellos.

Para controlarlos puedes aplicar técnicas a tu rutina diaria como desayunar bien cada mañana, hacer ejercicio e intentar sustituir los ‘antojos calóricos’ por otros bajos en grasas, como el dulce por deliciosa fruta fresca.


.

Utilizamos cookies para mejorar el uso de nuestra página web y mejorar tu experiencia de navegación. Más información.