Recomendaciones para preparar leche en polvo: Cantidades y elaboración

Bebé 0 comentarios

Lo primero que tenemos que hacer para preparar un biberón es lavarnos bien las manos.

El agua que usemos puede ser del grifo, siempre y cuando sea agua para consumo humano y tenga los controles adecuados. En los primeros meses de vida se recomienda hervirla durante 1 minuto. Dejamos enfriar un poco y la echamos en el biberón y después añadimos la leche. Agitamos bien y comprobamos que no queme.

Por cada 30 ml (1 onza) de agua añadimos 1 cacito raso de leche. Ej. 60 ml – 2 cacitos, 90 ml – 3 cacitos…y así sucesivamente.

Siempre hay que aumentar de 30 en 30 ml. No podemos medir 15 ml de agua y añadir medio cacito.

En cuanto a la cantidad, cada niño toma lo que quiere. Si con 60 ml vemos que se queda con hambre, añadimos otros 30 ml y así sucesivamente. Y recordar como siempre digo, que cada niño toma lo que necesita para su ritmo de crecimiento y éste es diferente en cada niño.

Cuando el bebé termine, tenemos que lavar el biberón muy bien con agua y jabón, aclarar para que no queden restos de jabón y dejar secar al aire.

Existen fórmulas de Inicio o tipo 1 hasta los 6 meses, fórmulas de continuación o tipo 2 desde los 6 a los 12 meses  y fórmulas de crecimiento o 3 a partir de los 12 meses.

Artículo elaborado por la Dra. Anabel Cristina de la Torre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *