Consejos para la higiene dental de los bebés

Bebé 0 comentarios
Cómo limpiar los dientes del bebé

Artículo elaborado por la Dra. Anabel Cristina de la Torre


¿Cuándo hay que limpiar los dientes a un bebe?

La respuesta es “en cuanto los tenga”.

Cuanto más se tarde en comenzar con la higiene dental, más probabilidades tendrá el niño de presentar caries. Aunque pensemos que un diente temporal si tiene caries no importa porque luego saldrá el definitivo, no es así. La afectación del diente temporal por una caries puede dañar al diente definitivo.

¿Con qué limpiamos los dientes temporales?

Debemos limpiarlos con una gasa húmeda, un dedal de silicona o un cepillo dental de lactantes con pasta dental baja en flúor, de 1000 ppm (partes por millón), en cantidad equivalente a un grano de arroz o una pequeña mancha.

Según la OMS la caries dental es actualmente la enfermedad crónica más frecuente en la infancia con una elevada prevalencia en preescolares españoles.

Las caries pueden comenzar desde el principio, desde que aparecen las primeras piezas dentarias. Los dientes temporales tienen el esmalte más fino y por ello la caries profundiza más rápido.

¿Cómo se produce una carie?

En la boca existen bacterias buenas y malas, entre ellas tiene que haber un equilibrio. Cuando este equilibrio se altera a favor de las malas que son las que producen las caries viene el problema. Este desequilibrio se produce por la mala higiene y/o por el azúcar en la dieta, puesto que la bacteria produce ácido al fermentar el azúcar y este ácido por un lado mata a las bacterias buenas y por otro daña al diente. Para compensar este daño, la saliva y el flúor remineralizan el diente, pero para ello tiene que haber tiempo entre una toma y la siguiente y/o muy buena limpieza tras cada comida.

¿Cuáles son los factores que favorecen el desarrollo de una caries?

  1. El azúcar. Se trata de una enfermedad azúcar dependiente. La relación entre caries y azúcar está estrechamente ligada. Por eso hasta los 2 años se recomienda que no tomen los niños azúcares refinados (galletas, helados, bollos, chocolate, zumos no naturales, bebidas con azúcar, golosinas, pan dulce…).
  2. Otro de los factores muy frecuente que favorece la presencia de caries es la mala higiene bucodental. Hay que hacer limpieza desde que sale el primer diente, al menos por la mañana y antes de acostarse.
  3. La lactancia materna a demanda y el biberón, sobre todo en las tomas nocturnas. Bien es cierto que los pediatras defendemos y apoyamos la lactancia materna a demanda pero es muy importante la limpieza dental después de cada toma (la leche tiene azúcar) y las tomas nocturnas cuando comienzan a salir los dientes hay que espaciarlas. Si las tomas son muy frecuentes, no hay tiempo entre toma y toma para el proceso de remineralización y solo ocurre la desmineralización y consecuentemente el daño en el diente.
  4. La herencia no es un factor para tener más predisposición a las caries. Las caries no se heredan.

¿Qué debemos hacer para evitar las caries?

  1. No tomar zumo en biberón.
  2. No mojar el chupete en nada que contenga azúcar.
  3. Reducir en lo posible todo lo que lleve azúcar refinado.
  4. Comenzar el cepillado o limpieza tan pronto como aparezca la primera pieza dentaria y hacerlo al menos 2 veces al día (una de ellas siempre por la noche). Cuanto antes se empiece la limpieza bucal menos probabilidad de desarrollar caries.
  5. Si ves manchas blancas o amarillas en los dientes debes consultar.
  6. No dar besos en la boca a los niños.
  7. No compartir objetos como cucharas.
  8. No limpiar el chupete con nuestra saliva
  9. No dejar que las mascotas chupen a los bebés.
  10. No acostarse con el biberón en la boca puesto que más tiempo va a permanecer el azúcar en los dientes.

La Sociedad Española de Odontopediatría recomienda visitar al odontopediatra por primera vez al primer año de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.