Música relajante para dormir a los bebés

Bebé 0 comentarios
Trucos para dormir a mi bebé

¡Es hora de irse a dormir!

Conseguir que el bebé duerma bien es una preocupación para muchos padres. Es importante que los peques de la casa duerman un cierto número de horas diarias, ya que un sueño adecuado tiene muchos beneficios. Entre otros: estimula el desarrollo físico y psíquico y mejora la atención, el aprendizaje, el positivismo, la creatividad y la imaginación.

Pero a veces nos cuesta que concilien el sueño, y uno de los recursos que más pueden ayudarnos a conseguirlo es la música relajante para bebés. Vamos a ver las canciones que más les gustan y otros consejos para que tu peque duerma mejor que nunca.

La mejor música relajante para bebés

¿Sabías que el oído es el primer sentido que se desarrolla dentro del vientre de la madre? Ya desde antes de nacer, la música tiene un papel muy importante para ayudarte a conectar con tu bebé. Y al estar muy vinculada con las emociones, también puede ayudarte a conseguir que duerma mejor.

Cuando se acerca la hora de dormir, hay que intentar que el bebé se vaya relajando poco a poco. Si les ponemos música relajante para bebés, ayudaremos a que vayan bajando el ritmo y entrando en un estado de tranquilidad que les ayude a conciliar el sueño. Apúntate estos consejos para elegir las mejores canciones para disfrutar con tu bebé:

  • Cantarle una nana justo antes de ir a dormir es una manera perfecta de terminar la rutina de irse a la cama. Las nanas tienen ritmos y melodías que ayudan a calmarle, y escuchar nuestra voz también tiene un efecto tranquilizador y ayuda a crear un vínculo aún más especial con mamá o papá.
  • Pero las nanas no son la única opción. La música clásica es una de las mejores ideas para relajar a tu bebé, sobre todo la de compositores como Mozart, Bach o Brahms. Dentro de sus obras, debemos buscar los temas con tiempos más lentos y relajantes.
  • Hay versiones de todo tipo de temas pop o incluso rock adaptados para bebés. Así, puedes compartir y cantar con tu peque tus temas favoritos. Normalmente, las canciones adaptadas tienen un ritmo lento y están simplificadas con menos instrumentos.

Alimentación y sueño del bebé

Ya hemos visto que la música tiene un papel fundamental en la rutina de sueño del bebé, pero hay otra pieza que no se nos puede olvidar: la alimentación.

Para los más pequeños, que aún se alimentan exclusivamente de leche materna o de fórmula, lo más importante para dormir bien es que se queden saciados y hagan una buena digestión. Para ello, hay que evitar que cojan aire durante las tomas en la medida de lo posible y ayudarles a expulsar los gases con palmaditas en la espalda o masajes en la tripa.

Para los que ya toman purés y papillas, tenemos que saber que hay alimentos que favorecen el sueño del bebé y otros que lo dificultan. Entre los alimentos que ayudan a dormir mejor están las verduras y hortalizas frescas, los huevos, el pescado, los cereales y la leche. Por otro lado, a la hora de la cena es mejor evitar los hidratos de carbono, las legumbres y el chocolate.

También podemos ayudarles a relajarse antes de dormir con infusiones especialmente pensadas para ellos, como Alivit® Buenas Noches con tila, melisa y azahar, que no contiene azúcares añadidos* y se les puede dar desde el primer día.

Más consejos para dormir a tu bebé

  • El baño tiene un efecto relajante y tranquilizador para muchos bebés, así que es buena idea dejarlo para la última hora del día. Utiliza agua calentita y aprovecha para darle un masaje y poner alguna de vuestras canciones favoritas.
  • Escoge un pijama finito, que le permita moverse con libertad y que sea de algún tejido transpirable, como el algodón.
  • Usa estratégicamente las luces de su habitación para ayudarle a distinguir entre las horas de actividad y las de descanso. Durante el día (incluso a la hora de la siesta), su habitación debería estar bien iluminada. Cuando se acerque la hora de dormir, podemos ir bajando la intensidad poco a poco con la ayuda de bombillas regulables.
  • Intenta establecer horarios regulares, esto es, hacer que se acueste y que se levante más o menos a la misma hora todos los días.
  • Crea un ritual para acostarle todas las noches, combinando diferentes ideas que hemos comentado: un baño después de la cena, poner música, bajar las luces, leerle un cuento o cantarle una nana… Así, tu bebé se acostumbrará a esta rutina y cada vez le será más fácil relajarse antes de ir a dormir. ¡Buenas noches!

* Contiene azúcares naturalmente presentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.