Beneficios del embarazo

Embarazo 0 comentarios
Ventajas de estar embarazada

A menudo se habla de las molestias que causa el embarazo, como las náuseas, la sensación de incomodidad o los dolores musculares. Pero esta etapa también puede tener muchas cosas positivas e incluso presentar ventajas para nuestra salud a largo plazo. Vamos a ver cuáles son los beneficios del embarazo y los motivos para cuidarse más que nunca durante estos 9 meses.

Beneficios del embarazo

  • Los dolores menstruales desaparecen. Lógicamente, mientras dure el embarazo la regla no hace acto de presencia, y esta situación suele prolongarse unos meses después del parto durante la lactancia. Pero además, después de un embarazo, muchas mujeres afirman que sus reglas son menos dolorosas que antes.                     
  • El embarazo puede reducir a largo plazo el riesgo de padecer algunas enfermedades.
  • El pelo y la piel lucen más bonitos que nunca. Los cambios hormonales asociados a la gestación hacen que la piel, sobre todo la del rostro, esté especialmente radiante, tersa y luminosa. Además, la caída del cabello se frena y el pelo luce más abundante y con más brillo.
  • El embarazo es una oportunidad única para implementar buenos hábitos para toda la vida. Muchas mujeres consiguen dejar por fin de fumar cuando están buscando un bebé, y es una motivación extra para cuidar de la alimentación y hacer ejercicio de manera regular.

Beneficios de una alimentación en el embarazo saludable

Durante el embarazo, es necesario seguir una dieta variada, equilibrada y que cubra todas las necesidades calóricas y nutricionales para cada trimestre. Seguir unas pautas de alimentación correctas durante estos nueve meses tiene muchos beneficios:

  • Ayuda al desarrollo correcto del bebé. En particular, algunos nutrientes como el ácido fólico son fundamentales para prevenir posibles malformaciones.
  • Previene la aparición de complicaciones del embarazo, como la diabetes gestacional, que pueden suponer un riesgo tanto para la madre como para el bebé.
  • Contribuye a que la futura mamá pueda mantener un peso adecuado durante todo el embarazo.
  • La alimentación en el embarazo saludable ayuda a mantener un buen nivel de energía durante todo el día y afrontar mejor los retos de esta etapa.

Beneficios de hacer ejercicio en el embarazo

La actividad física es un complemento imprescindible de la alimentación. Las molestias derivadas del embarazo pueden reducir las ganas de moverse, pero es fundamental desarrollar buenos hábitos en ese sentido. Entre los beneficios del ejercicio durante el embarazo podemos encontrar los siguientes:

  • Mejora el bienestar. Las madres que hacen ejercicio en el embarazo regularmente se sienten mejor, ya que la actividad física genera endorfinas y mejora la sensación de control y la energía, un factor muy importante para hacer frente a los cambios de esta etapa.
  • Ayuda a que el parto sea más fácil. Al hacer ejercicio, fortaleces tus músculos y aprendes a controlar mejor la respiración. Todo ello hace que estés más preparada para afrontar el momento del parto.
  • Mejora el aspecto. El ejercicio acelera el flujo sanguíneo hacia la piel, lo que hace que te veas un aspecto más fresco y saludable. Y cuando te ves bien, es más fácil sentirte bien.
  • Contribuye a evitar el aumento de peso excesivo y a recuperar más rápidamente la forma física después del parto.
  • Mejora el desarrollo cognitivo del bebé. Tan solo 20 minutos de ejercicio tres días por semana ya son suficientes para producir beneficios en el desarrollo cerebral del bebé. Y estos beneficios también repercuten en la madre.
  • Previene el riesgo de obesidad infantil. Cada vez hay más niños y adolescentes con problemas de sobrepeso u obesidad, pero podemos empezar a prevenirlos incluso desde el embarazo.
  • Mejora la oxigenación del bebé. El feto toma el oxígeno que necesita a través de la sangre de la madre, y la actividad física aumenta el flujo de sangre, por lo que hay más oxígeno disponible.
  • El ejercicio contribuye a conseguir que el bebé esté en una posición correcta en el momento del parto.

‘Realizar 20 minutos de ejercicio tres días por semana produce beneficios en el desarrollo cerebral del bebé’.

Hay muchas formas de ejercicio que se pueden practicar durante el embarazo: gimnasia, yoga, natación o incluso correr. La elección de uno u otro dependerá de tus preferencias personales, de los hábitos que tuvieras antes del embarazo y, por supuesto, del consejo de tu médico. Lo importante no es tanto la forma de ejercicio concreta, sino el mantenerse activa. Tu pareja también puede tomar parte activa en este aspecto, por lo que practicar juntos deporte o preparar un menú equilibrado puede ser un plan divertido en pareja para compartir esta etapa juntos.

Más información:
Alimentación durante el embarazo
¡Vivan las mamás deportistas! El ejercicio durante el embarazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.