¿Cuándo empiezan a comer cereales los bebés?

Alimentación 2 comentarios
¿Cuándo introducir los cereales a los bebés?

Cada bebé tiene unas necesidades únicas en función de su evolución, peso y talla. Por ese motivo siempre debes seguir las recomendaciones de tu pediatra. El especialista te dará consejos e indicaciones específicas para indicar cuándo empezará a comer cereales tu bebé.

Tu bebé crecerá muy deprisa y cuando os queráis dar cuenta ya será el momento de introducir cereales en su alimentación. Este cambio se suele dar entre los cuatro y los seis meses de edad, porque será cuando su sistema digestivo esté preparado para comenzar la alimentación complementaria.

La ESPAGHAN (Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica) define la alimentación complementaria como un proceso por el cual se ofrecen alimentos sólidos o líquidos distintos de la leche materna o de una fórmula infantil como complemento y no como sustitución de esta.1

Los cereales contribuyen al aporte energético, son fuente de proteínas, minerales, vitaminas, ácidos grasos esenciales e hidratos de carbono de absorción lenta, por lo que permite espaciar más las tomas.

Durante el primer año los cereales para bebés se ofrecerán al lactante añadidos a la fórmula láctea que esté tomando.

Algunos pediatras recomiendan comenzar a introducir cereales sin gluten, como el arroz, maíz o soja. Estos son fáciles de digerir y suaves para el estómago del bebé. Y, una vez estemos seguros de que los toleran, introducir cereales con gluten (trigo, cebada, centeno, avena). De esta manera, se evitan posibles reacciones severas a edades tempranas.

El comité de Nutrición de la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (ESPGHAN) indica que se puede empezar a introducir la alimentación complementaria a partir de los cuatro meses. Pero como decíamos antes, hay que valorar cada caso con la ayuda de un experto en nutrición infantil.2

Según el gusto de tu peque, puedes dárselos con cuchara o con el biberón. Esto dependerá de la facilidad con la que los coma, ya que algunos bebés notarán mucha diferencia al pasar a la cuchara y puede que los rechacen. Para evitar esa situación y posibles atragantamientos, comienza con una pequeña cantidad de cereal y aumenta gradualmente la cantidad a medida que el bebé se acostumbra a comer alimentos sólidos.

Una manera para dar cereales al bebé es mezclar el cereal con leche materna o fórmula. Comienza con una consistencia líquida y poco a poco ve espesando la mezcla para hacerla más sólida.

¿Qué cambios experimenta el bebé al comenzar a tomar cereales?

Es posible que no haga sus necesidades con la misma regularidad que cuando solo tomaba leche materna o de fórmula, pero existen cereales ricos en fibra y proteínas que pueden ayudar a sus problemas de estreñimiento.

Algunos cereales son una fuente enriquecida de hierro, pero no deben ser los únicos que lo aporten. Una alimentación variada aportará esos minerales y vitaminas de manera equilibrada.

“No debes forzar para que coma más de lo que quiere. Respeta su apetito y permite que él o ella decida cuánto desea comer”

Nutribén ofrece productos con cereales nutricionalmente adecuados: sin azúcares añadidos, que conservan su estado natural y ricos en hierro.

Al ser alimentos distintos para el bebé, que descubrirán por primera vez, puede que sea una transición lenta, ya que necesitará tiempo para acostumbrarse. No debes forzar para que coma más de lo que quiere. Respeta su apetito y permite que él o ella decida cuánto desea comer. Notarás que se saciará más rápido y que se reducirá el número de tomas. Tu bebé tendrá la energía adecuada para realizar todas las actividades del día. Si eso ocurriera puedes leer nuestro post sobre cómo actuar si tu hijo se niega a comer.

El cambio de textura y los nuevos sabores facilitarán la aceptación de los futuros alimentos que llegarán y podrá ser su primera experiencia con la cuchara.

Para preparar los cereales se recomienda seguir las indicaciones de tu pediatra y también puedes consultar la tabla de dosificación que aparece en la caja y nunca añadir sal ni azúcar.

Este es un momento para poner en práctica los buenos hábitos, ya que una buena nutrición marcará su salud mañana.  Recuerda que la alimentación de los bebés es un proceso gradual y que cada bebé es único. Si tienes alguna duda o inquietud sobre la alimentación de tu bebé, no dudes en consultar con tu pediatra.

Fuentes:
  1. AEPED. Recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría sobre la alimentación complementaria. Noviembre 2018.
  2. Complementary Feeding: A Position Paper by the European Society for Paediatric Gastroenterology, Hepatology, and Nutrition (ESPGHAN) Journal of Pediatric Gastroenterology and Nutrition: January 2017 – Volume 64 – Issue 1 – p 119–132 https://journals.lww.com/jpgn/FullText/2017/01000/Complementary_Feeding___A_Position_Paper_by_the.21.aspx

Carmen

noviembre 14, 2019 - 14:59

Hola buenas tardes tengo un bebé de siete meses y hace un mes hemos empezado con la alimentación complementaria y sigo dándole el pecho pero ya menos tomas… le doy un biberón por la mañana y otro por la noche pero cuántos cacitos de cereales le tengo que echar en cada biberón ? Gracias

Reply


nutricodents

noviembre 18, 2019 - 13:34

Hola Carmen,

En nuestro Club Nutribén contamos con una pediatra que podrá resolverte todas las dudas sobre alimentación o desarrollo de tu peque. ¡Te esperamos!

Reply


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *