¿Alimentación sin gluten? Síntomas y soluciones

Alimentación 0 comentarios
Tips para introducir el gluten

La introducción de la alimentación complementaria marca un importante hito en el desarrollo de nuestro peque y todavía hoy sigue siendo motivo de debate entre los especialistas. Sin embargo, la mayoría coincide en que el inicio de esta nueva etapa suele producirse a partir de los 4-6 meses. La recomendación del Comité de Nutrición de la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición (ESPGHAN) es no introducir la alimentación complementaria antes de los 4 meses, pero no retrasarla más de los 6. 1

En cualquier caso, esta fecha es orientativa ya que depende del bebé y de lo que tarde en tolerar los nuevos alimentos. Debes tener en cuenta que se puede introducir durante estos meses siempre y cuando el peque presente signos de que ya está listo para comenzar con ella con la recomendación de un especialista.

Con el inicio de la alimentación complementaria empezaremos a ofrecerle a nuestro bebé alimentos con gluten en pequeñas cantidades.

En el momento de empezar con la alimentación complementaria es fundamental seguir la regla de los tres días para los alimentos que son potencialmente alérgicos. Además debes dejar un descanso de varios días antes de introducir un nuevo alimento.

El organismo del bebé está preparado para digerir al principio cereales, frutas y hortalizas, por lo que son una buena opción para ofrecérselas en forma de papillas o purés. Coincidiendo con el inicio de esta etapa de su desarrollo empezaremos a dar a nuestro bebé alimentos con gluten en pequeñas cantidades e ir aumentándolo gradualmente. A medida que se vaya familiarizando con su nueva alimentación, iremos incorporando y mezclando nuevos alimentos.

¿Qué es el gluten y dónde se encuentra?

El gluten es el término genérico por el que se conoce a una de las proteínas que está presente en el trigo, la cebada, el centeno, la espelta y algunas variedades de avena, así como en sus derivados.

Tal y como indica la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE), ‘el gluten es el responsable de la elasticidad de la masa de harina y confiere la consistencia y esponjosidad. Por este motivo es apreciado en alimentación, por su poder espesante’.2  

El gluten, como es una proteína, debe digerirse y descomponerse en pequeñas fracciones. Cuando surgen dificultades para digerirlas, da lugar a reacciones adversas o sensibilidad, que no es lo mismo que la celiaquía. Esta última es una enfermedad genética autoinmune que se caracteriza por la intolerancia permanente al gluten.

Síntomas de celiaquía en bebés

Los síntomas pueden aparecer en cualquier momento del desarrollo del bebé una vez que haya comenzado con la alimentación complementaria y pueden manifestarse de múltiples maneras. Algunos experimentan los síntomas de la celiaquía desde el primer día que están expuestos al gluten mientras que otros peques desarrollan la enfermedad tras meses, e incluso años, de haber incorporado en la alimentación el gluten.

El 75% de personas que padecen celiaquía está sin diagnosticar. 3

Sin embargo, en muchos casos, los primeros síntomas suelen aparecer tras la introducción de los cereales con gluten en su alimentación. El bebé puede presentar cuadros de diarrea o estreñimiento crónico y dolor de estómago. Además, puede dejar de ganar peso. En ocasiones se desarrolla dermatitis herpetiforme, la denominada, enfermedad celiaca de la piel. Aunque se trata de una enfermedad rara que afecta a jóvenes adultos, también puede darse en niños. 

Los bebés suelen presentar problemas de gases y cólicos que pueden desaparecer cuando su sistema digestivo madura. En caso contrario, puede ser que el intestino esté dañado y que tenga celiaquía. También puede desarrollar problemas dentales y en su desarrollo. Ante cualquiera de estos síntomas, consulte con su pediatra.

En caso de que el bebé sea diagnosticado de celiaquía habría que eliminar el gluten de su alimentación. Los síntomas disminuirán y el peque volverá tener un desarrollo normal. La dieta de un niño celíaco es igualmente rica en nutrientes y no implica ningún problema para su crecimiento.

Papillas Nutribén® Sin Gluten

Son papillas instantáneas de cereales desarrolladas con un proceso productivo natural, conservando el sabor original de los cereales.

¡Las únicas papillas de inicio al gluten del mercado!

Las papillas Nutribén® Innova® sin gluten están destinadas para niños a partir del 4º mes. Nutribén® dispone de la única papilla de inicio al gluten del mercado. Están especialmente diseñadas para la introducción gradual del gluten en la dieta del bebé.

Fuentes:

  1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28027215
  2. https://celiacos.org/enfermedad-celiaca/que-es-el-gluten/
  3. https://celiacos.org/recien-diagnosticados/preguntas-frecuentes/

Más información:
Cómo actuar si tu hijo se niega a comer
¿Cuándo empiezan a comer cereales los bebés?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *