¿Cómo aprovechar el tiempo en familia?

Lifestyle 0 comentarios
disfrutar del tiempo en familia

Trabajo, tareas domésticas, actividades extraescolares, deberes… A veces estamos tan ocupados que disfrutar del tiempo en familia se nos hace cuesta arriba. Pero con un poco de organización, podremos encontrar esos ratos tan necesarios para los padres como para los peques.

En este artículo podrás encontrar algunos consejos para aprovechar más el tiempo en familia e ideas de actividades para pequeños y mayores.

Organización y comunicación, las claves del tiempo en familia

Sacar más tiempo para pasar en familia puede parecer complicado, pero una buena organización nos ayudará a aprovecharlo mejor. La clave está en crear un horario que sea realista y una serie de rutinas que nos ayuden a cumplirlo, desde contar un cuento antes de acostarse o ver una película juntos los sábados hasta dejar preparada la ropa y la comida para el cole la noche anterior.

Dentro de este horario, es muy importante recordar que también hay que programar tiempo para el ocio: los momentos de juegos o manualidades son tan importantes como las obligaciones del día a día. Así, nos aseguraremos de que podemos disfrutar de ratos juntos.

Otro aspecto fundamental a tener en cuenta es reservar tiempos y espacios para fomentar la comunicación. Podemos crear uno o varios espacios de diálogo en un lugar determinado de la casa para poder compartir historias o consejos o simplemente escucharse mutuamente. Esto ayudará a reforzar los lazos de confianza y las relaciones familiares.

Comer en familia, un hábito fundamental

Si hablamos de pasar tiempo en familia, no podemos olvidarnos de un momento fundamental: las comidas familiares. Aunque sea difícil conciliar horarios, hay que buscar el hueco para comer todos juntos y contarnos cómo ha ido el día.

Las comidas en familia no solo sirven para saciar el hambre, sino también para comunicarnos, escucharnos y expresarnos. Entre los muchos beneficios de esta práctica, tenemos:

  • Transmitir buenos hábitos a los más pequeños. Es sabido que los niños aprenden por imitación, y las comidas son un lugar excelente para aprender tanto sobre educación nutricional como sobre habilidades comunicativas. Es muy buena idea acostumbrarles a que nos ayuden en tareas como preparar la comida o poner la mesa, ya que esto también ayuda a reforzar la cooperación entre toda la familia y los buenos hábitos.
  • Prevenir trastornos de conducta. Se considera que comer en familia es un factor de prevención frente a determinados problemas de salud, alimenticios o de comportamiento. Comer sentados a la mesa favorece un buen clima familiar y ayuda a aprender a disfrutar de la alimentación de manera saludable.
  • Favorecer la unión familiar. Las comidas familiares deben ser un lugar para la conversación, sin dispositivos tecnológicos que nos distraigan. Así, podremos aprovechar estas ocasiones para disfrutar del tiempo en familia y llegar a conocernos mejor.

Ideas de juegos en familia

Ahora que el buen tiempo comienza a acompañarnos, es un gran momento para pasar tiempo en familia al aire libre. En este contexto, los juegos son fundamentales para mejorar la comunicación entre todos los miembros de la familia y hacer que los más pequeños adquieran habilidades como seguir las reglas, ganar y perder con elegancia o tolerar la frustración. Y por supuesto, también sirven para divertirnos juntos, un aspecto esencial para disfrutar del tiempo en familia.

Seguro que estas sencillas ideas de juegos al aire libre os ayudan a pasar buenos ratos:

  • Balón sentado. Los participantes se sientan formando un círculo en el suelo y tienen que pasarse una pelota de playa sin levantarse ni usar las manos. Podrán usar otras partes del cuerpo como las piernas, el tórax o incluso la cabeza. Si alguien no consigue pasarle la pelota al compañero, quedará eliminado de esa ronda.
  • Elefante tira bolos. Cada participante se pone una media en la cabeza con una pelota de tenis al final de una de las perneras. El juego consiste en colocar en el suelo una serie de bolos, botellas o latas, e intentar tirarlos con la pelota de tenis meneando la cabeza.
  • Cubo helado. En este juego, el reto consiste en pescar con los pies diferentes objetos que se encuentran dentro de un barreño de agua. Para hacerlo todavía más difícil, podemos añadir cubitos de hielo para que esté realmente fría.
  • Esquís familiares. Este desafío fomenta el trabajo en equipo, ya que solo es posible llegar a la meta juntos. Cada equipo estará compuesto de tres integrantes de diferentes edades que tendrán que ser más rápidos que sus rivales. El medio de transporte: unos esquís hechos con listones de madera y unas cuerdas para agarrar con las manos y ayudarse a dar pasos. ¡La coordinación es clave!

Y si el tiempo no acompaña, ¡no te preocupes!: hay un montón de juegos de mesa para salvar la situación y pasar una tarde de lo más entretenida. Las propuestas van desde juegos más modernos como el Time’s Up!, el Carcassone o el Jenga hasta clásicos de toda la vida como la oca, el parchís y el dominó.

Más información:

Seguridad infantil en verano: consejos y recomendaciones

Comer en familia: un hábito saludable para el desarrollo infantil

Consejos en la alimentación infantil en verano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.